viernes, 13 de junio de 2014

Anorexia tratamiento conductual 1959

White (1959) describe el tratamiento satisfactorio de una niña de cinco años que sufría anorexia. Las dificultades en la alimentación de la niña empezaron a la edad de tres años y empeoraron después de la muerte de su padre cuando tenía cinco años. La niña había estado profundamente ligada a su padre y la perturbó extraordinariamente la enfermedad y la muerte de su progenitor. Éste la había alimentado desde una temprana edad. Los intentos de alimentarla hechos por su madre, parientes, médicos y enfermeras fueron infructuosos. «El problema inmediato», escribe White, «fue formulado en términos de simple condicionamiento, con el padre como estímulo condicionado del que la respuesta condicionada de comer había llegado a depender». 

http://www.sopitas.com/

El reforzamiento era «proporcionado por la satisfacción del hambre, al mismo tiempo que la reducción de la ansiedad al estar sentada en las rodillas de su padre y al ser alimentada por él».

El método del tratamiento estaba basado en este análisis y tiene una gran semejanza con el tratamiento de Peter llevado a cabo por M. C. Jones (1924). «El primer paso», dice White, «fue conseguir un sustituto del padre y establecer una serie de experiencias que pudieran aproximarse gradualmente a las obtenidas antes de la muerte de su padre». Inicialmente el psicólogo intentó reemplazar el estímulo condicionado proporcionado por el padre. Cuando esto se consiguió se emprendió la generalización a parientes seleccionados (tías, tíos y la madre). Este plan general de tratamiento (con algunas adiciones durante el curso de la terapia) fue seguido durante siete meses. A las tres o cuatro semanas se hizo evidente una marcada mejoría, y cuando el tratamiento concluyó al término de siete meses, la niña estaba muy mejorada. Esta mejoría ha sido mantenida durante un período de tres años de seguimiento. La formulación de White del problema en «términos de simple condicionamiento» no es completamente satisfactoria. Su descripción de la alimentación de la niña como una respuesta condicionada es discutible, y el análisis no consigue in-formarnos del comienzo de las dificultades alimenticias anteriores a la muerte del padre. Puede ser más útil replantear el plan de tratamiento en términos de un proceso operante de condicionamiento en el que el psicólogo «delimitará» y ampliará la gama del comportamiento alimenticio de la niña. Al tiempo que una clara explicación teórica sería muy valiosa, el resultado satisfactorio de este difícil caso es alentador.

J. Child Psychol. Psychiat. (1962).  3. 149-163


Publicar un comentario

Entrada destacada

ANÁLISIS CONTINGENCIAL

El análisis contingencia es un sistema y una metodología para el análisis y modificación del comportamiento. Como sistema permite analiz...