Google+ Terapia conductual

lunes, 23 de mayo de 2016

EVENTOS DISPOSICIONALES, Bijou y Baer, 1982

EVENTOS DISPOSICIONALES

El ambiente consiste también de eventos disposicionales o escenarios donde ocurren las interacciones. A continuación ampliamos los conceptos de los dos componentes del ambiente.
El contexto disposicional o escenario donde se lleva a cabo una secuencia interactiva de estímulo y respuesta. Un evento disposicional influye en una secuencia interactiva alterando las fuerzas y las características de las funciones de estímulo y respuesta particulares implícitas en una interacción.

Ejemplos:
Los conceptos de privación y saciedad de los estímulos reforzadores como eventos disposicionales.
Un evento disposicional de gran importancia en la crianza de niños es el uso de instructores verbales.
De hecho, las historias de interacciones anteriores de los niños con el ambiente pueden considerarse una colección de eventos disposicionales (y funciones específicas de estímulos y respuestas) que influyen en su conducta actual.

(Bijou y Baer, 1982, p 40-46)

EVENTO DISPOSICIONAL

Un evento disposicional se define en relación a la especificidad del efecto de un reforzador. 

Para evaluar si una característica física posee propiedades disposicionales, es necesario observar que el efecto reforzante de un evento esté asociado exclusivamente a dicho estímulo físico, es decir, que exista una interacción entre el estímulo reforzante y el evento disposicional. 

Diremos que el lugar físico es un estímulo discriminativo cuando controla una determinada probabilidad subsecuente de respuesta, independientemente de la presencia o no del reforzador específico en cuestión. Un estímulo disicrininativo puede controlar una probabilidad de respuesta variable dependiendo de los parámetros del reforzador particular asociado.

Espacios físicos. El análisis del control discriminativo o disposicional ejercido por características físicas del espacio arquitectónico.

Un espacio físico puede adquirir propiedades discriminativas por dos razones fundamentales:

a) Porque se ve asociado al reforzamiento de una conducta arbitraria emitida en dicho espacio.

b) Porque el espacio físico en cuestión, por sus propiedades arquitectónicas características, favorece que se emita una clase particular de conductas que se verán seguidas por reforzamiento con una alta probabilidad.


(Keller y Ribes, 1979, pp. 165-166)

miércoles, 27 de enero de 2016

LA INCLUSIÓN, NO SIEMPRE ES UN IDEAL PARA LAS ESCUELAS.

Helen Mary Warnock ha publicado un informe en el que sostiene que “si bien la inclusión es un ideal para la sociedad en general, no siempre es un ideal para las escuelas”. En el caso de los niños con necesidades especiales la integración escolar no ha funcionado y hay que reconocerlo. Niños vulnerables con graves problemas pueden quedar aislados en las grandes escuelas normales. En cambio, en las escuelas especiales más pequeñas encuentran un ambiente más tranquilo y atento a sus necesidades personales. (Daily Telegraph, 9-06-2005).

Helen Mary Warnock

 Por otro en l Distrito de Flint de Michigan Estados Unidos, se esta reconsiderando enviar a escuelas especiales a los alumnos con NEE, a consecuencia del hacinamiento, casos de incompatibilidad académica y enfrentamientos sociales, el distrito escolar de Flint está replegándose de una política de inserción obligatoria de muchos alumnos de educación especial a salones regulares. Algunos de los alumnos ya han sido trasladados nuevamente a salones especiales. (Melissa Burden, The Flint Journal, 11 de octubre 2006)

Graham Barton, portavoz de la Liga de escuelas especiales, en Gran Bretaña, se ha congratulado con el cambio de opinión de Warnock y señala que la inclusión se ha utilizado por los políticos como la panacea políticamente correcta, pero miles de padres saben que se les ha vendido una falsa ilusión, y que sus hijos, los que más ayuda necesitan, han sufrido en las escuelas normales.

Un articulo publicado en la Jornada por Karina Aviles (La jornada, 2006) nos da elementos para entender este fracaso. Para Aviles  la educación especial en México, cuyo propósito central es la integración social y educativa de los niños con discapacidad, ha generado justo el efecto contrario: los pequeños se encuentran hoy día en una situación de "exclusión disfrazada", arrojados a su suerte en cuanto a su aprendizaje y desarrollo, sin maestros suficientemente capacitados ni recursos materiales para facilitar ese proceso, y cada vez más vulnerables ante un sistema educativo "irresponsable que los mantiene en el abandono".

Fuente:
 Gerardo González Guadarrama (2006) La determinación de las necesidades educativas especiales. Entre el discurso y la práctica., FES-Zaragoza. UNAM, México. (Inédito)  

viernes, 1 de enero de 2016

Autismo, intervenciones conductuales

Las intervenciones conductuales se basan en los supuestos teóricos de que:

(a) los principios del aprendizaje son universales y se aplican por igual a todas las personas, hayan sido clasificadas con autismo o no.
(b) las técnicas derivadas de estos principios pueden ser aplicadas independientemente de que se conozca la etiología del autismo (e.g., Lovaas, 1993).


Estos supuestos contrastan con las teorías que se basan en supuestos mecanismos. De acuerdo con los analistas de la conducta consideran el autismo como un síndrome compuesto por carencias y excesos de ciertas conductas que tienen una base neurológica, pero que esas conductas son susceptibles de cambios como consecuencia de interacciones en el entorno programadas cuidadosamente. El tratamiento para las personas con autismo, por tanto, consiste en aplicar procedimientos que se toman de investigaciones básicas de aprendizaje. Existen muchos procedimientos que se aplican de forma individual en función de las habilidades de cada persona en cada momento y de cómo.

jueves, 31 de diciembre de 2015

CONDUCTAS PERTURBADORAS


Se considera que las conductas perturbadoras son los comportamientos inadecuados que interfieren con el proceso se socialización del individuo y que por sus propias características no favorecen las interacciones de este con su ambiente, impidiéndole tener un desarrollo adecuado, sea él niño normal o retardado.  Este tipo de conductas restringe la posibilidad de que el individuo sea rodeado de un ambiente que favorezca el desarrollo de conductas adaptativas.

 Son conductas como:  La agresión.
                                 El auto estimulación.
                                 La autodestrucción. 
                                 Los berrinches. 
                                 La hiperactividad 

Hinojosa., et. al, (1984) 

miércoles, 27 de mayo de 2015

AUTISMO, INTERVENCIÓN MEDICAMENTOSA.


Las intervenciones basadas en terapias medicamentosas, que por lo general se aplican con el método de “acumulación-sumatoria”, esto significa que ante una conducta disruptiva se aplica una medicación, supuestamente tendiente a disminuir la misma o a eliminarla, esto funciona en un principio, pero luego, tanto por el acomodamiento del organismo como por el crecimiento del paciente, esta parece ser insuficiente, por lo que se le va aumentando la dosis, hasta que realmente ya no hace ningún efecto, ante lo cual, se le da otra medicación más, sin sacarle la anterior ¡la cual ya era inútil!.
 Esta nueva, sigue el mismo derrotero de la anterior, hasta que al paciente con autismo se le da otra y otra más, que aunque no tenga que ver con su patología, se sabe que “seda” Es importante liberar pacientes con  autismo de esas cargas químicas inútiles y muchas veces perjudiciales.
El proceso de desintoxicación no es fácil ya que –en estos casos-  estamos frente a un “adicto”, pero es la única manera de observar a una persona con sus conductas reales para hacer las intervenciones indispensables para el manejo conductas.

Mortlock, J. (1991)